Obbi Oulare contra la telaraña de Markevich

No sigo demasiado el fútbol belga, más allá de la lectura de algunos artículos o los video-resúmenes de la Jupiler Pro League, por lo que el Brujas – Dnipro de la ida de los cuartos de final de la UEFA Europa League tenía más alicientes para mí que el simple hecho de ver enfrentarse a las dos revelaciones de esta edición. Me gusta ver equipos a los que normalmente no veo y disfrutar de jugadores a los que apenas conozco.

En el duelo entre belgas y ucranianos del Jan Breydel he visto por primera vez a Obbi Oulare, al que solamente conocía por ser hijo del mítico Souleymane Oulare, aquel delantero de Las Palmas que tanto me gustaba en el PC Fútbol 2001.

OULARE_uefa_com

Oulare disputa un balón. | Fuente: uefa.com

Fuerza, zancada, técnica y una movilidad impropia de un jugador de su corpulencia (196 cm y 94 kg). El único futbolista del conjunto de Preud’homme que creó, por momentos, problemas al Dnipro, que tenía tejida una tela de araña sin apenas fisuras de la que los belgas eran incapaces de escapar. De hecho, la única, y por lo tanto más clara ocasión del Brujas en el partido se produjo cuando Obbi filtró un pase a la espalda de Douglas que Izquierdo desaprovechó ante la buen salida de Boyko.

Pese al ineficaz partido en ataque de su equipo, Olulare lo intentó. Descarado, buscaba recibir cada vez que había ocasión, y lo tocaba con sentido. Si no se podía girar, dejaba de cara y escapaba al hueco; y si podía hacerlo, era él mismo el que sacaba el pase. Además no rehusó disputas ni se escondió a la hora de defender. Pero su equipo, con bajas importantes, no acompañó.

Y no acompañó porque Markevich sabe a lo que juega su equipo. Trabajo sin balón, uno presiona y el resto cierran líneas de pase. Con dos líneas de cuatro basculando al son del movimiento del balón en la defensa rival y un delantero y un mediapunta que presionan y deciden cuando ahogar al rival. Una vez que se roba la premisa es clara: buscar a Konoplyanka y que él se la juegue. Y con estas estuvieron a punto de ganar los de Dnipropetrovsk, si no fuera porque Mathew Ryan paró todo lo que le tiraron.

DNIPRO_BRUJAS_POSICIONES_DEFENSIVAS

El Dnipro funcionó a la perfección cuando no tenía el balón. En la imagen se ve como mientras Kankava presiona a Silva en la salida de balón, el resto de sus compañeros intentan tapar todas las salidas que podría tener el chileno. Casi todas las jugadas terminaban en robo o despeje. | Fuente: Roberto Prieto sobre captura del Gol Stadium.

No sé si de los cuatro partidos de Europa League que se disputaban simultáneamente he elegido el mejor. Y echando un ojo a los resultados probablemente no. Pero me alegro de haberlo hecho. Tengo claro que partir de hoy, Obbi Oulare quedará apuntado en mayúsculas en mi lista de futbolistas a seguir. ¡Qué grande es la Europa League!

Imagen de portada: Fedorchuk, Matos y Oulare, | Fuente: uefa.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s