The Crazy Gang

Wimbledon FC, The Crazy Gang. La banda loca, para los de habla hispano latina. Este pequeñísimo equipo del suroeste de Inglaterra fue conocido con ese nombre durante las décadas de los 80 y 90, cuando el problemático Dave Basset llegó al banquillo. El míster llego al club en el año 1981 y aguanto hasta 1987, llevando al club a lo más alto.

Porque este entrenador ostenta el récord de puntos en la League Two, con 98, lo que hizo que los Wombles ascendieran al tercer escalón del fútbol inglés. Hablamos de la temporada 1982-1983. Ese mismo año, tras un mal arranque de temporada, una victoria por 6-0 ante el Newport, descendido de la segunda, les reafirmo la moral, llevándolos a su segundo ascenso consecutivo.

LAWRIE_SANCHEZ_bbc_co_uk

Lawrie Sánchez. | Fuente: bbc.co.uk

El equipo lograría asentarse en Champinship, salvándose a varias jornadas del final, jugando bien y seguros. Era el momento de Lawrie Sánchez. Este futbolista inglés de padre ecuatoriano y madre norirlandesa consiguió un hito en la historia de este humilde club. Entraría en el particular Hall of Fame de este equipo porque, gracias a un gol suyo, el equipo ascendió a la máxima categoría del fútbol inglés, donde seria la revelación. Eso sí, esto no se iba a quedar así. Los clubes, al ver que un pequeñito les comía la tostada, crearon una verdadera campaña sobre el juego demasiado agresivo de los Wombles. Todo el mundo se cebaba con este pequeño equipo. El equipo, en realidad, jugar, no jugaba. Estaba claro, si ellos no jugaban, el rival, tampoco. Fueron muchos los encuentros que gano el Wimbledon ante equipos muy superiores en presupuesto y plantilla debido a la fuerza que imprimían los Dons. Los aficionados gozaban con el juego del equipo azul, gozaban observando como Vinnie Jones, Dennis Wise, Jhon Fashanu, Lawrie Sánchez y el resto del equipo se dedicaban a noquear, literalmente, a sus rivales. Prensa y rivales, estos últimos temerosos, rajaban y criticaban sobre el duro juego del equipo, pero esto, a falta de hacer que estos jugadores recogieran las armas, los motivaba.

Otra de las características por las que este equipo era odiado en Inglaterra era por las grandes novatadas que gastaban los veteranos a los principiantes, incluido el entrenador. Desde quemarles la ropa, hasta rajarle el coche eran algunas de las novatadas de este grupo de “futbolistas” . Eso si, gracias a esto consiguieron crear el lema todos contra el mundo. La temporada 1987-1988, con Bobby Gould en el banquillo de los Dons, el equipo consiguió mantener la misma linea que el año anterior y acabo séptimo en la tabla. Los jugadores no tenían bastante, así que fueron a por la FA Cup. Tras vencer a West Bromwich (4-1), Mansfield Town (1-2), Newcastle (1-3), Watford (2-1) y Luton Town (2-1), se plantaron en la final.

¿El rival? El todopoderoso Liverpool, que llegaba tras proclamarse campeón de liga y de Europa cuatro años antes.

14 de Marzo de 1988, Estadio de Wembley. El equipo red comenzaba el asedio a la portería del Wimbledon, y casi se adelanta tras una gran jugada de Houghton y Beardsley, pero Beasant, el portero de los Wombles, hizo una magnifica parada. El Wimbledon, a pesar de ser muy inferior, no espero atras, y un disparo de Jhon Fashanu inquieto a Grobbelaar. Al filo del descanso, Wise, en un minicorner, pone un centro perfecto a la cabeza de Lawrie Sánchez, que este cabeceaba a la red, era el 0-1.

WIMBLEDON_FA_CUP_fifa_com

Wimbledon FC campeón de FA Cup. | Fuente: fifa.com

El Wimbledon se encerró y el capitán red, Alan Hansen, tuvo un mano a mano en el último minuto de la primera parte, pero Beasant sacó otra mano increíble. En la segunda parte, el árbitro pitó un dudosísimo penalti de Goodyear a Aldridge, que este lanzaría. Beasant, bajo palos, inmóvil, salvó el penalti y consiguió mantener el 0-1 en el marcador. El partido se convirtió en un corre calles, donde el Liverpool se volcó en los instantes finales, pero no consiguieron batir al héroe del partido, el portero Beasant. Era el primer titulo de la historia del club, conseguido por The Crazy Gang. El primero, y el único. De momento.

Imagen de portada: The Crazy Gang. | Fuente: dailymail.co.uk

Anuncios