Yïnyáng: Rüdiger y Baumgartl

Aunque cada vez son más los entrenadores que confían en futbolistas jóvenes para apuntalar la zaga de su equipo, todavía muchos son reacios a darles a estos, un papel importante más allá de suplir en ocasiones a los titulares, sobremanera si se trata del puesto de defensa central. Casos como el de Raphael Varane, que pese a estar considerado como uno de los grandes centrales del continente y ser indiscutible en la selección nacional francesa, en el Real Madrid todavía espera su turno para ocupar un puesto que dos veteranos como Pepe y Ramos tienen copado.

En equipos de un escalón inferior al ya mencionado club blanco la cosa cambia. La exigencia del guión no es la misma y es más fácil poder dar la oportunidad a gente joven a base de partidos y confianza, si bien es cierto que las demarcaciones en las que más se da el testigo se encuentran cerca del marco contrario.

Y hoy vengo a hablaros de dos jugadores jóvenes a los que se les ha dado la oportunidad de disfrutar juntos de muchos minutos en su equipo, el Stuttgart. Ambos forman una de la pareja de centrales más jóvenes de las grandes ligas, como es la alemana, y aunque la situación en la que se encuentra el conjunto suevo no es para nada cómoda, son ellos los encargados de resguardar la portería de las acometidas de la delantera rival. Son Baumgartl y Rüdiger, el Yīnyáng de Alemania.

BAUMGARTL_RUDIGER

Ficha de los jugadores. | Fuente: Propia

El ying y el yang, dos fuerzas opuestas pero complementarias, que no podrían existir la una sin la otra. Así son Baumgartl y Rüdiger. A la templanza, el criterio táctico y el saber estar del primero, se opone la intensidad, potencia y fuerza descontrolada del segundo. Por separado son incompletos, pero en conjunto prometen ser grandes.

Antonio Rüdiger, berlinés de 21 años, es el más conocido de los componentes de esta pareja. Desde su debut como lateral derecho en enero de 2012 han pasado muchas cosas. La primera y más evidente, su adaptación al centro de la zaga, lo que le otorga la cualidad de la polivalencia. Con el paso de los años consiguió asentarse como titular en el Stuttgart y hoy por hoy es ya un fijo en el equipo desde finales de la temporada 2012-2013. Comienza a ser habitual además en las convocatorias de Joachim Löw para la selección nacional de Alemania, país al que lleva años representando en las categorías inferiores pese a tener doble nacionalidad: alemán y sierraleonés.

Antonio Rüdiger. | Imagen: mirror.co.uk

Antonio Rüdiger. | Fuente: mirror.co.uk

Es un defensa rápido, muy fuerte, y que tiñe de contundencia cada una de las acciones en las que está presente. Maneja el balón con soltura y sus 190 centímetros hacen de él un seguro a la hora de disputar balones aéreos. Además no duda a la hora de salir a buscar al delantero rival y abandonar su posición, ya que confía plenamente en sus facultades. Es en este punto donde podrían aparecer las fisuras de su juego. Esta energía y confianza en sus cualidades físicas lo convierten en un jugador tácticamente caótico para el centro de la defensa, que deberá aprender a medir y elegir sus acciones si quiere mejorar este aspecto.

El contrapunto lo pone Timo Baumgartlinger. Más frío, menos intenso, pero con un sentido táctico envidiable pese a sus 18 primaveras. Canterano del club, nació el Böblingen, capital del distrito del mismo nombre y limítrofe por el oeste con Stuttgart. Nació exactamente tres años y un día más tarde que Rüdiger. Debutó el pasado 8 de noviembre en el Weserstadion de Bremen. Las circunstancias quisieron que Daniel Schwaab tuviera que abandonar el campo a 25 minutos del final, y que la baja de Nidermeier y la escasa confianza de Armin Veh en Haggui le otorgaran al joven jugador la oportunidad de saltar al terreno de juego. Su equipo ya perdía por dos a cero, resultado con el que se llegaría al final. Las sensaciones fueron buenas, y se atisbó en Baumgartl la tranquilidad de un veterano. Nadie esperaría por él en el siguiente partido, pero de nuevo Armin Veh deposito toda la confianza en el espigado defensa. Partió de inicio junto a Rüdiger, y aunque de nuevo su equipo perdió (derrota que supuso el adiós del míster), Timo fue uno de los mejores.

Timo baumgartl. | Imagen: bundesliga.de

Timo baumgartl. | Fuente: bundesliga.de

La llegada de Huub Stevens al Stuttgart abría la duda. ¿Seguiría confiando en el chico que tan bien lo había hecho los dos partidos anteriores? ¿O querría apuntalar la defensa con la veteranía de otro jugador? La respuesta quedó clara en su primer once: Baumgartl y Rüdiger como pareja, y uno a cuatro en casa del Friburgo.

A pesar de la recuperación de Niedermeier, Timo Baumgartl sigue sumando de 90 en 90 minutos, y solamente queda la duda de saber si seguirá siendo el elegido cuando todos los centrales estén recuperados (Rüdiger sufre una lesión de menisco). Lo que está claro es que mimbres para construir un gran defensa hay, y confianza en sus posibilidades también. Y ya somos muchos los hinchas del Stuttgart los que soñamos con verlos algún día compartiendo defensa en la Mannschaf.

Imagen de portada: Baumgartl y Rüdiger. | Fuente: bild.de

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s