Diario de un Mundial, semifinales: Una de cal y otra de arena

BRASIL2014DIARIO

Tenemos finalistas, y el destino ha querido, que por tercera vez se enfrenten en el último partido del Mundial, como ya hicieran en 1986 y 1990, Alemania y Argentina.

Ambos llegan a la final, aunque lo han hecho de forma muy distinta, una de cal y otra de arena. Alemania llega con la cabeza alta, con la confianza y la seguridad que te da haber goleado al anfitrión en su casa, en una semifinal épica y que pasara a la historia, por el espectáculo y todo su contexto.

GOL_DE_ALEMANIA_A_BRASIL

Dominio aplastante de los teutones que no dieron tregua a una selección brasileña pobre y superada desde que Müller pusiera el 1-0. Los goles caían como en un partido de alevines y no se veía reacción alguna. Un 5-0 al descanso que se acrecentaría en la segunda mitad si no se ponía remedio. Brasil salió más asentado pero Alemania siguió paseándose por un partido que parecía hecho a medida para que sus estrellas se lucieran. El 7-1 final refleja bien lo visto en el terreno de juego. Poco más se puede decir de uno de los partidos más épicos que se recordarán.

Puedes ver mi visión sobre el partido aquí

La segunda semifinal hacía de homenaje a la final del 78, enfrentando a la Argentina de Messi y a la Holanda de Robben. El partido, si bien pobre en cuanto a espectáculo, tiene varios apuntes que merece destacar.

ROMERO_PENALTI

Creo que Argentina fue mejor en la primera parte. La banda izquierda orange daba facilidades a Enzo Pérez y a Messi que se caía a dicho costado. Daley Blind dejaba huecos a la espalda que Martins Indi salía a tapar, casi siempre tarde. Huecos que La Pulga aprovechó varias veces para buscar el uno contra uno, aunque casi siempre sin trascendencia.

Al descanso Van Gaal movió fichas y sacó del campo a Indi e ingresó a Janmaat en la derecha, cambiando a Kuyt al carril izquierdo, e introduciendo a Blind como central en la misma banda. La albiceleste dejó de crear peligro en esa zona. Holanda se asentó, y su línea de tres centrales ayudada por los dos carrileros estuvo inmensa, especialmente Vlaar, excelente en todas sus acciones.

El partido tuvo poca historia en cuanto a espectáculo, y se llegó al final de los 90 minutos con el 0-0 inicial. La prórroga, en la que Robben despertó ligeramente, fue un trámite que nos llevaría a los penaltis. Cabe destacar el excelente partido de Javier Mascherano, que aparte de liderar a su selección y destacar en el aspecto táctico, tuvo influencia en un par de jugadas en las que le arrebató el gol a Robben.

En la tanda de penales, como casi siempre, el nombre fue el de un portero: Sergio Romero. El fútbol volvió a ser cruel, esta vez con Ron Vlaar, que pese a cuajar un partido sobresaliente falló el primer penalti de la tanda. Después Sneijder haría más de lo mismo ante el guardameta del Monaco. Maxi Rodríguez marcaría el gol definitivo que volvería, después de 24 años a llevar a Argentina a la final de la Copa del Mundo.

La final del 86 se la llevaron los Gauchos, la del 90 los Bávaros. 2014 declinará la balanza.

XI ideal de las semifinales:

ALENEACION_SEMIS_MUNDIAL_2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s