Diario de un Mundial, días VI y VII: Fin de ciclo

BRASIL2014DIARIO

Arrancaba el día con el Bélgica-Argelia. Tenía muchas ganas de ver a Bélgica, muchas. Todo empezó según lo previsto: Los Diablos Rojos con la posesión y los africanos cerrados atrás. Pero el partido se volvió monótono, horizontal. Con un rondo eterno de los belgas que no conseguían finalizar las jugadas, hasta que en la segunda parte, los cambios le dieron otro aire al equipo. Encuentro flojo, menos de lo que dictaban mis expectativas, pero suficiente para entrar en materia con lo que vendría después.

MERTENS_GOL

Puedes ver aquí mis impresiones del Bélgica-Argelia.

El Brasil-México de las nueve sorprendió. No se esperaba a unos mexicanos tan bien plantados en el campo. Ni a una Canarinha tan insulsa cuando el rival consigue tapar a Neymar. El Piojo Herrera sabía a lo que jugaba, conocía a quien se enfrentaba. Era consciente de que si tapaba a la estrella rival, el partido se les iría haciendo cuesta arriba. Y así lo hizo: Plantó su ya habitual línea de tres centrales, de los que uno siempre salía entre líneas a buscar al crack del Barcelona, y Brasil estuvo incómoda, y México se encontró cada vez más fresca sobre el campo, probando en numerosas ocasiones a Julio César (aunque la inmensa mayoría por encima del larguero). Al final, un empate sin goles que deja abierto el grupo A para la última jornada.

OCHOA_MEXICO

El de medianoche cerraba la jornada 1: Rusia-Corea del Sur. Los soviéticos comenzaron dominando el partido; dominio que se fue diluyendo con el paso de los minutos. Numerosos disparos lejanos de los coreanos, que siempre crearon peligro por las imprecisiones de Akinfeev. El portero no logró blocar ni uno solo de los tiros, y la gota que colmó el vaso fue el gol: Disparo de Lee Keun-Ho que se le resbala de las manos y entra ante la mirada incrédula de toda la selección. Sorprende ver una actuación así de aquel portero que me había encantado en la Euro de 2008 en Austria y Suiza. Suerte para su equipo que a falta de un cuarto de hora apareció el sempiterno Kerzhakov para empatar. Fin del partido, acierto en la porra, y a descansar para lo que se avecinaba al día siguiente, que no era poco.

AKINFEEV_RUSIA

Me perdí el Holanda-Australia de las seis. Me fue imposible verlo, como seguramente me será imposible ver la última jornada del grupo D el próximo martes. Todavía me tiro de los pelos. Aún así pude seguirlo en directo con una aplicación en mi teléfono. Sorprendido e ilusionado a partes iguales con el 2-1 a favor de los australianos, y ya haciendo cávalas de lo que pasaría con España (¡ay lo que me esperaba!), no tardé en bajar de la nube cuando Holanda, con un gran Depay, remontaba el partido.

ROBBEN_GOL

Y por fin llegaba el duelo de rojas. El España-Chile de las nueve. No voy a decir más de lo que cualquiera de los que estáis leyendo esto ya sabéis. Todos somos seleccionadores, todo hubiéramos hecho este o aquel cambio, o esta o aquella otra convocatoria. Fácil y oportunista.

CASILLAS_ESPAÑA

Solo sé que este no era el final que se merecía esta generación. No estos futbolistas. Los mismos que hace 6 años levantaban la Eurocopa al cielo de Viena. Y los mismos que repetirían éxitos con el Mundial de Sudáfrica en 2010 y con la Euro de Polonia y Ucrania dos años después en 2012. Los Casillas, Xavi, Xabi Alonso, Villa o Torres, presentes en todas ellas. La historia no les va a quitar de un plomazo todo lo conseguido por un torneo nefasto.

Y llegó el Camerún-Croacia de las doce, ya sin la tensión de que tu país esté disputándose la gloria. Solamente con el objetivo de disfrutar del fútbol. Y Croacia ayudó, con Mandzukic ya en el once, y el que se está convirtiendo en mi revelación personal del torneo, Ivan Perisic. Monólogo de los de Kovac que pudieron hacer más sangre del rival si hubieran apretado.

CAMERUN_CROACIA

Se vio una selección camerunesa impotente y desubicada, con discusiones entre sus futbolistas y dando la impresión de indiferencia, como si no supieran lo que se estaban jugando. Toni Padilla dijo en la retransmisión que le recordaron a la selección del 94 a la que Oleg Salenko les hiciera 5 goles (6-1). Yo creo que fue peor, ayer no tenían a Roger Milla para hacer un gol.

Anuncios

Una respuesta a “Diario de un Mundial, días VI y VII: Fin de ciclo

  1. Pingback: Diario de un Mundial, días VI y VII: Fin de ciclo | Noticias de mi Tierra·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s