España Belga (y 2)

Hasta los 90, como hemos visto, tan solo 3 jugadores belgas habían probado fortuna en España. Dos y medio si tenemos en cuenta que Bernardo era hijo de emigrantes españoles y su nacimiento en Lieja fue cuestión de casualidad.

BELGAS_ESPANA

Distribución de los belgas en España // Fuente: Roberto Prieto

A partir de la segunda mitad de esta década la llegada de Diablos Rojos se hijo ligeramente más común en la Liga de las Estrellas. En abril de 1997, a falta de un par de meses para el final del campeonato, el internacional belga Dominique Lemoine  ficha por el Espanyol después de una notable carrera en clubes de su país y Francia. A pesar del interés de clubes como Inter, Fiorentina o Aston Villa, el pivote se decide por Barcelona para continuar con su carrera. Esa temporada juega 7 partidos, solo uno desde el inicio y la siguiente es todavía peor, ya que el buen momento de Galca hace que salga en diciembre hacia Lieja buscando la oportunidad de tener minutos para poder ir al Mundial de Francia, hecho que nunca llegó.

Esa misma temporada había llegado a Salamanca desde Gent el jugador de banda derecha Axel Smeets, que solo consigue disputar parte de un partido contra el Real Oviedo. Al año siguiente se va, probando suerte de nuevo en Bélgica, Inglaterra, Turquía y Noruega, donde se retira a los 32 años.

Otro nuevo campeonato, 98-99, y otro jugador belga: Ronald Gaspercic. El portero del año en su país la temporada anterior en el KRC Harelbeke llegaba a Extremadura, y tras 3 años como titular (los dos últimos en 2ª) ficha por el Betis sin éxito, vuelve a la categoría de plata con el Alavés, y termina su carrera en el Albacete, con el que vuelve a descender.

GASPERCIC

Gaspercic // Fuente: tdwsport.com

1999. El Real Oviedo contrata a Gert Claessens, centrocampista zurdo que no contaba en Brujas. 321 minutos en el equipo asturiano son sus números en la Liga

Esa temporada Erwin Lemmens se convierte en el primer belga de la historia del Racing de Santander. Varios años de titular en el club cántabro lo llevan a Barcelona para jugar con el Espanyol, club que abandona en 2005.

Corría 2007 cuando por fin parecía que un jugador belga podía triunfar en España. Tom de Mul llegaba al Sevilla tras haber disputado 23 partidos en Eredivise con el Ajax. La realidad fue otra y siguió el camino de sus compatriotas. Vivió a la sombra de Jesús Navas unas temporadas, otras salió cedido, pero con un rasgo común: banquillo, grada, grada, banquillo… En 2012 finalizó contrato y hoy sigue afincado en Sevilla buscando equipo y achacando viejas lesiones.

Los dos últimos jugadores de la lista son los internacionales Thibaut Courtois y Toby Alderweireld, componentes del Atlético de Madrid del Cholo Simeone. Poco que decir de ellos. El primero consagrado como uno de los mejores guardametas del mundo, indiscutible en su selección y con media Europa interesada en sus servicios. El segundo, lateral titular en el combinado nacional y central suplente en una zaga en la que Miranda y Godín se muestran como una de las parejas de centrales más fiables de la élite del fútbol.

ALDERWEIRELD_Y_COURTOIS

Alderweireld y Courtois // Fuente: deportes.terra.es

El mercado de fichajes en año de Mundial suele traer caras nuevas de jovenes valores que se dan a conocer en el campeonato. ¿Será Bélgica capaz de exportar alguna estrella a nuestra liga que sirva junto a los colchoneros Courtois y Alderweireld como repesentantes de la nueva generación dorada del fútbol belga?

Anuncios

Una respuesta a “España Belga (y 2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s