Comienzos

Junio del 94. Un bar de playa más aficionado al ciclismo que al fútbol cambiaba durante un mes las bicicletas por el balón para vivir el Mundial de Estados Unidos. Mi primer Mundial. Creo que ese fue el principio. Empezaba el fútbol para mí.

El Campeonato del Mundo de USA 94 fue el que le dio a Brasil su cuarto título. Aquella Brasil que me enamoró, que me hizo idolatrar la dupla Romario-Bebeto, los disparos de Branco, el trabajo de Mauro Silva o las paradas de Taffarel. Aquella Brasil de Parreira, al que tendría la suerte de ver en persona y conseguir su autógrafo (junto a Viola, también campeón con aquel equipo) un par de años después. Y aquella Brasil que contaba en sus filas con Cafú y Ronaldo (aunque este último no llegase a debutar), que años después repetirían la gesta y volverían a levantar la Copa del Mundo en Yokohama.

brasil94

Leonardo, Bebeto y Mauro Silva celbra un gol // Fuente: deportesmx.terra.com.mx

Se consideró a esta selección menos brillante técnicamente que las anteriores generaciones campeonas, pero mucho más sólida en defensa (solo 3 goles encajados en todo el torneo). Jugaban con un 4-4-2, donde los medios de banda jugaban por dentro para dejar subir a los laterales. En portería estaba el mítico Taffarel, resguardado por dos laterales de clara vocación ofensiva: Jorginho en la derecha, Branco, desde cuartos de final (primero fue Leonardo), en la izquierda; y dos centrales rápidos y seguros como lo eran Aldair y Marcio Santos.

En el centro del campo se buscó tener más empaque con centrocampistas muy físicos y con un buen posicionamiento, que sin embargo, no se sentían para nada incómodos con balón: Mauro Silva, Dunga, Zinho, y Raí (solamente en la fase de grupos, después, por su bajo rendimiento, fue sustituido por Mazinho).

Con este sistema, toda la responsabilidad del ataque recaía en los dos delanteros, lo que nunca fue un problema, ya que Romario y Bebeto rindieron a un nivel sublime durante todo el torneo.

Desde el banquillo tuvieron minutos Cafú como lateral derecho, o Muller y Paulo Sergio para aportar en ataque.

BRASIL_94

Once tipo de Brasil en USA ’94 // Fuente: Roberto Prieto

En mi recuerdo (y en mi videoteca, claro) siempre estarán aquel mítico 3-2 a la Holanda de Bergkamp en cuartos, o la final vencida a penaltis a la Italia de Roberto Baggio.

Seguramente no sea, ni mucho menos, uno de los mejores equipos con los que podría haber estrenado este espacio, pero si es del que mejor recuerdo guardo, y el más especial de todos con diferencia. Por eso quiero empezar con él. Los comienzos siempre son difíciles, pero este, al menos, me ha hecho disfrutar escribiendo, y siempre que el balón siga rodando, tendré una historia que contar. Que lo disfrutemos.

Anuncios

3 Respuestas a “Comienzos

  1. Mismos inicios… Primer gran ídolo (Mauro Silva). Grandes recuerdos de aquel mundial y muchas ptas. Gastadas en aquellos fabulosos cromos de Panini. Larsson y sus rastas… Jajaja!

  2. Mítico Mundial de USA, cuántos hemos crecido con él???

    Un placer recorrer tu rincón. He conocido la web gracias a tu mensaje en el mío. Me lo guardo para seguirlo. Un placer y un saludo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s